Cómo mantener las rejas en buenas condiciones

15 mayo, 2019 by

Como las rejas de nuestro hogar están en continua exposición a agentes externos tales como el sol, el viento y la humedad, no deberíamos descuidarlas. El hecho de que sean un elemento de seguridad, no significa que no puedan ser grandes aliadas decorativas, mejorando el aspecto general de nuestra vivienda.

¿Cómo pintar las rejas?

Antes empezar a pintar debemos determinar el estado de las superficies. Si la  pintura original de las rejas se encuentra en buen estado, aunque esté un poco opaca, podemos proceder de la siguiente manera:

  • Limpiar la suciedad y grasitud adheridas con un paño humedecido en el disolvente adecuado.
  • Lijar cuidadosamente la superficie, con el objetivo de mejorar la adherencia de la nueva pintura.
  • Cubrir con papeles de diario y cinta el piso y todas aquellas zonas que no deseamos manchar.
  • Aplicar sucesivas manos de pintura a las rejas de forma prolija.

La cantidad de manos dependerá del brillo que queremos obtener. Además, si pretendemos cambiar el color de la reja deberemos aplicar más manos que si simplemente pretendemos renovarlo.

Si la pintura vieja de las rejas se encuentra descascarada y muy arruinada, deberemos removerla. Utilizaremos para ello espátula y lijas. Incluso podría ser necesario emplear un removedor de pintura. Posteriormente, limpiaremos la superficie con aguarrás, dejaremos secar y aplicaremos antióxido. Como paso final resta aplicar las manos de pintura del color que más nos guste.

¿Qué colores elegir para pintarlas?

Como las rejas no son un elemento aislado, sino que deben armonizar con el aspecto general de nuestro hogar, debemos elegirles un color de pintura adecuado.

Negro: es el color más común para pintar las rejas. Destaca los detalles que pudiera haber entre las barras y no desarmoniza con el resto del hogar. Además, el negro adquiere un brillo imponente, que destaca la estética de la reja. Una combinación que queda visualmente impactante en las rejas es la de negro con dorado. Por lo general se pintan las puntas y demás adornos con dorado brillante, y el resto en color negro.

Blanco: en rejas es una opción simple y elegante. Sin embargo, si el fondo es también de un color claro, las rejas blancas pueden perderse un poco y deberemos acercarnos más para apreciar sus detalles.

Dorado: es una opción para rejas con mucho detalle en su diseño es el color dorado. Ideal para casas con un exterior elegante, el dorado hace que la reja se vea aún más bella y sofisticada.

Plata: también es impactante cuando el enrejado tiene diseños muy elaborados.

  • Compartir en::