El valor económico de la esbeltez

10 enero, 2020 by

Uno de los atributos destacados de la construcción en acero es la esbeltez. Se expresa en la ligereza de las estructuras, en las posibilidades expresivas de la levedad, como se ha apreciado en tantas obras a lo largo de la historia de la construcción en acero. Lo que esta vez nos interesa comentar es otro aspecto -u otra mirada- sobre esta esbeltez, su posible valor económico o comercial. La discusión sobre el costo de las construcciones en estructuras de acero en comparación con las construcciones estructuradas en otros materiales, especialmente el hormigón y ocasionalmente la madera, es una cuestión ineludible y que variará y dependerá de factores internos y externos a cada proyecto y a cada realidad o país. El valor (variable) internacional del acero, la disponibilidad local de cemento y plantas de hormigón, la disponibilidad de madera, la capacidad y experticia de la industria local de transformación del acero (talleres y maestranzas) y hasta complejidades de accesibilidad y de topografía inciden en el costo final de la obra y no permiten dar una respuesta categórica a si es más caro o más barato construir en tal o cual material.

En este escenario complejo para realizar una comparación de costos es útil recordar que la construcción en acero demanda significativamente menos sección en las columnas, en las vigas de entre piso y en los muros sísmicos que la construcción en hormigón. Esto responde a la, muchas veces comentada, mejor relación masa-resistencia que tiene el acero en comparación con otros materiales. La altura de piso a piso en un edificio en altura puede ser menor si se construye en acero que si se construye en hormigón. Y, por otra parte, es sabido que una estructura de un edificio construido en acero tiene un peso que suele ser aproximadamente el 60% del peso de una estructura de hormigón, lo que tiene a su vez un impacto no menor en el diseño de las fundaciones. Dependiendo de cada país y condición local, una estructura de acero más ligera, puede ser de una montaje bastante más fácil y eficiente que una estructura de hormigón armado vaciado en obra.

Fuente: www.arquitecturaenacero.org – Arq. Francis Pfenniger.

  • Compartir en::