Tips para la instalación de chapas

16 enero, 2019 by

No hay dudas de que la chapa es un material económico pero muchas veces en el presupuesto se omite el costo de los materiales de aislación. Si no se aísla bien, el verano y el invierno pueden ser complicados ya que todo se filtra. Es decir que, con el material solo, no alcanza. Además de la necesidad de aislar las temperaturas extremas, es necesario pensar en aislación acústica.

Una de las mejores opciones que recomendamos desde Centro Acero es colocar Aislatech, un aislante térmico/hidrófugo fabricado a base de espuma de polietileno y aluminio puro, que combate la transmisión de calor por conducción y radiación. Si se desea otra terminación que no sea la vista del aislante, se puede cubrir con cielo raso o placas de yeso.

Vamos a los beneficios, que son muchos. Las chapas no son para nada pesadas así que son ideales para techos que no aguantan mucho peso. Se llaman techos livianos y son una opción muy válida de construcción. Por ser livianas corren el riesgo de ser levantadas por fuertes vientos, para evitar esto, tienen que estar correctamente sujetadas. Otra ventaja de las chapas para techos es que vienen en muchos colores y con diferentes diseños: acanaladas, trapezoidales, etc.

Dado que la colocación es primordial, a continuación, detallamos paso a paso cómo hay que hacerlo. Los elementos que deberás tener en cuenta son: los solapes, los apoyos, los desagües, las terminaciones y la pendiente del techo.

1. Será necesario colocar varias chapas en tu techo, por lo que la separación máxima entre los apoyos de las chapas debe ser de entre 105 y 115 centímetros.

2. Los solapes entre placas de chapas serán de un mínimo de 30 centímetros en caso de que no se pueda cubrir la totalidad del largo (horizontal) del tejado, siendo por ello la pendiente de entre 15 y 20 centímetros por cada 100 centímetros.

3. En función de la forma que tengan las placas de chapa, el agua que caiga de la lluvia será expulsada bien hacia fuera o hacia una canaleta que la dirigirá hacia el embudo para ser desaguada.

4. Los tramos finales de las chapas pueden acabar al aire libre o contra una pared. La segunda terminación deberá ser sellada con cemento del llamado para impedir que el agua de lluvia se filtre y forme goteras en el interior del hogar.

  • Compartir en::